Blogia
Socialmedializándome 2.0

Marketing

¿Humanizamos las relaciones comerciales?

Que es importante mostrar una imagen positiva de en nuestras campañas de comunicación y marketing, estamos de acuerdo. Pero no puedo admitir una imagen positiva impostada, una comunicación hueca llena de buenos mensajes positivos pero sin ningún fondo, y mucho menos una imagen positiva que no vaya dirigida de persona a persona.

Hagamos un ejercicio de memoria e intentemos recordar aquellos comercios de cuando éramos pequeños, en los que nos llamaban por nuestro nombre y sabían la marca de leche o de cualquier otro producto que íbamos a comprar.

¿No os gustaba? A mi me hacía sentir bien, que cuidaban de mi, que se preocupaban por mi satisfacción, que no intentaban engañarme a costa de ganar dinero con la venta.

¿Creéis que no ganaban dinero?, seguro que si, pero de una forma transparente, en la que las dos partes salían ganando y las dos se sentían satisfechas.

Hace tiempo que esas emociones no llego a sentirlas con las marcas.

¿Se puede transmitir una imagen sincera y humana, y que a la vez pueda hacer negocio? Seguro que si, estoy convencido de ello.

Estamos en una sociedad que cada vez pasa por alto los valores fundamentales que nuestros padres y abuelos nos enseñaron. ¿Os habéis preguntado qué pensarían nuestros abuelos si vieran que no seguimos sus enseñanzas tal y como nos las transmitieron?, estoy convencido de que nos llamarían al orden.

¿Por qué no actuamos como nos enseñaron?¿Puede más el dinero que los valores?

Creo que si. El dinero está ganando esta batalla. El comercio se ha deshumanizado. Ya no tratamos de persona a persona, aunque la relación sea así, pero el resultado no lo es.

No nos preocupamos de que nuestro cliente quede realmente satisfecho. Buscamos el momento de vender intentando minimizar ese momento crítico en el que el cliente llega a recapacitar y se da cuenta de que se ha precipitado, el momento de la disonancia cognitiva.

Hemos aprendido a vender, pero no a preocuparnos por nuestro cliente.

Disponemos de unos fantásticos y desarrollados CRM’s y no los utilizamos de una forma humana. Nos hemos convertido en máquinas de vender para ganar dinero sin importarnos nada más.

Recientemente he llegado de un viaje a México en el que he podido vivir grandes experiencias profesionales y donde he recibido una de las más contundentes lecciones de vida por parte de un humilde taxista.

Un taxista que vive al día con lo poco que gana y al que, después de una larga conversación, le dije que pasaba muchas horas en el taxi y que debería estar harto de tanto moverse por una ciudad como el DF con tanto tráfico. Me respondió que de ningún modo podía estar harto, y que gracias a Dios podía hacer lo que más le gustaba, pasear. Me respondió que además de poder hacer lo que más le gustaba, conocía a mucha gente y además le pagaban por ello. Extrañado me decía ¿cómo puedo estar harto de esto?

Este humilde taxista transmitía esa imagen positiva y agradecía a sus clientes que viajaran con él. A eso me refiero, eso es lo que hemos perdido y quiero luchar por “humanizar” el marketing.

¿Os unís a mi cruzada?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

Organízate. Mapas Mentales

Seguro que os pasa igual que a mi. Tenemos multitud de temas rondando en nuestra cabeza, ideas que ejecutar, fases que implementar, hipótesis que comprobar y no sabéis cómo organizar todo ese gran número de información e inquietudes.

Para ayudarnos en este cometido, a Tony Buzan en 1971, basándose en ideas de Leonardo Da Vinzi, se le ocurrió que se podría plasmar en un papel de forma organizada, estructurada y jerarquizada de manera que fuera sencillo interpretar las ideas que allí se plasmaran.

Las características fundamentales, comunes en todos los mapas mentales, son las siguientes:

  • En el Centro se sitúa la idea, el asunto o el enfoque principal y puede simbolizarse en una imagen central.
  • Desde Idea Central parten diversas ramificaciones .
  • Estas ramificaciones incluyen otra idea o imagen en su línea asociada.
  • Los temas de menor importancia se representan como “ramas” que partende las ramificaciones principales.
  • Las Ramificaciones y ramas secundarias pueden estar interconectadas formando una estructura de nodos.

 

Herramientas online para la creación de Mapas Mentales:

Gratuito, no precisa instalación, se puede embeber en blogs o web y está adaptado a la Web 2.0, es decir, los mapas pueden ser compartidos en tus redes sociales preferidas.

Gratuito, colaborativo, exportable.

Versión free, compatible con todas las plataformas ipad, android, windows, etc., y se pueden hacer presentaciones interactivas. Además, si lo deseas, puede tiene toda la potencia que necesita una gestión colaborativa en tiempo real.

Muy intuitivo. A modo de "brainstorming". Sencillo y gratuito. Exportable.

De pago, aunque permite probarlo durante 30 días.

Aunque prezi es una herramienta que básicamente se utiliza para crear presentaciones dinámicas, es un soporte que también admite la idea de crear Mapas Mentales de una forma mucho más creativa y visual.


Podéis obtener más herramientas en este enlace, seguro que alguna se ajusta a vuestras necesidades http://almadormida.blogspot.com.es/2006/01/mapas-de-ideas-mindmaps-abre-y.html

Y tú, ¿utilizas alguna herramienta para organizar tus ideas?, cuéntanoslo ;-)

¿Deben apostar por una inversión tecnológica en tiempos de crisis los Centros Deportivos?

Recientemente he participado en un pequeño debate que el periodista  César Suárez planteaba en el grupo de Linked in Gestión Deportiva.

César nos planteaba si era conveniente que los centros deportivos apostaran por una inversión tecnológica, para atraer a los clientes en tiempos de crisis.

Las respuestas fueron variadas, pero todos coincidimos en la necesidad de continuar invirtiendo en tecnología.

Como bien dice César, en muchas ocasiones la crisis puede servir como excusa para muchos empresarios para “cerrar el grifo” y dejar de invertir, sin que éstos tengan en cuenta que la rentabilidad de sus negocios podría mejorar con una pequeña inversión, siempre y cuando esté bien dirigida.

Llegados a esto, vemos que lo que realmente es determinante no es la inversión en sí, sino la estrategia que queramos poner en marcha.

Es en tiempos de crisis cuando debemos optimizar excelentemente todos los recursos que tenemos a nuestro alcance. No me refiero sólo a los recursos económicos, están también los recursos humanos, físicos como ubicación de nuestro negocio, etc., conocimiento, comunicación, reputación, etc.

Evidentemente los recursos tangibles son los más fácil de identificar y suelen ser los más recurrentes a la hora de pensar en una estrategia, pero no son menos importantes los recursos intangibles o los humanos.

Siempre es importante que las empresas tengan una buena estrategia en Social Media, pero en tiempos de crisis es VITAL.

Las Redes Sociales nos ayudarán a tomar el pulso sobre nuestra marca “en tiempo real” y, de este modo, podremos reaccionar muchísimo más rápido ante cualquier desviación sobre nuestros objetivos.

Un buen Social Media Marketing Plan ordenará todas nuestras ideas y comunicará de una forma totalmente eficaz todo lo que necesitemos transmitir a nuestros socios, clientes, seguidores, comunidades, etc. Es el canal de publicidad más rentable y más medido que podemos utilizar. En todo momento podemos ver la evolución de nuestras campañas.

Sólo debemos tener a un profesional bien formado en Social media Marketing que nos asesore y dirija nuestra estrategia.

Es en estos tiempos cuando más debemos acercarnos a nuestros clientes, socios, etc., y humanizar nuestros lazos. Pasemos de una relación transaccional a una relación de experiencias, sensaciones, etc, que nos ayuden a fidelizar de otro modo a nuestras comunidades. Consigamos que un socio sienta nuestra marca y la defenderá siempre, pero para ello debemos esforzarnos en conocer sus verdaderas necesidades y expectativas sobre nosotros.

Y tú, ¿te animas a formarte en Social Media para optimizar de un modo eficaz tu Centro Deportivo? 

SEMINARIO COMMUNITY MANAGER EN VALENCIA http://bit.ly/SyUzof

 

 

 

entre lo carnal y lo espiritual

El ser humano  es un ser social por naturaleza. Nos diferenciamos de los animales por nuestra inteligencia y por nuestra capacidad de razón. Somos animales racionales. Los animales tienen reacciones instintivas que les obliga a hacer ciertas cosas y les impide hacer otras.

El ser humano vive conforme a reglas y normas. Además de instintos, tenemos la capacidad de razonar las cosas, situaciones, etc. Somos el único ser que posee la palabra para comunicarse y los únicos capaces de discernir entre lo bueno y lo mal y capaces de participar, vivir en comunidad. El ser humano es libre y conoce sus limitaciones, pero lucha por vivir cada día mejor.

Somos seres vivos complejos y necesitamos de los demás para desarrollarnos y seguir evolucionando.

El grado de influencia que podemos ejercer sobre los demás, vendrá marcado por la calidad y la cantidad de relaciones recíprocas entre cada uno de nosotros y nuestro propio entorno sociocultural.

La sociedad se enriquece tanto en cuanto somos capaces de influir en los demás y aprendemos a ser de una manera determinada en relación al grado de socialización que hayamos alcanzado. Las diferentes culturas determinarán patrones de comportamientos y de desarrollo.

Vivir en sociedad es totalmente lo contrario a aislarse. Sociedad es igual a cooperación, solidaridad, etc. Las sociedades solidarias y cooperativas son mucho más seguras, sólidas y efectivas que aquellas donde predominan comportamientos competitivos, individualistas y belicistas.

La principal fuente de adquisición de actitudes y hábitos es el aprendizaje social. Sin imitar hábitos y comportamientos, no podríamos guiarnos más que por nuestros instintos de supervivencia, adquiriendo un comportamiento irracional como el de los animales.

Además de necesitar imitar comportamientos, que adaptaremos a nuestra propia forma de ser, además de estar “conectados” con los miembros más cercanos a nosotros en nuestro entorno social y emocional, existe otro tipo conexiones, normalmente difíciles de explicar, de las que todos hemos hablado de ellas en alguna ocasión. Son aquellas conexiones a las que nos referimos como “hay algo más entre esta persona y yo, pero no se qué es” o “es como si nos conociéramos de toda la vida”

Son conexiones que te unen a otras personas de una manera bárbara en las que, cuando conoces por primera vez a alguien, se manifiestan emociones especiales, como una tremenda energía (o lo que solemos llamar “química”), con un deseo de no querer que esa persona se aleje nunca de tu círculo, emociones que nada tienen que ver con el “amor a primera vista”

Después de habernos equivocado muchas veces y de habernos vuelto a levantar con el ánimo de encontrar un equilibrio entre lo físico y lo psicológico, nos hemos dado cuenta de que buscamos inconscientemente ese tipo de “conexiones” a nuestro alrededor, además de las conexiones obvias con nuestra pareja, hijos, padres y amigos. Rodearte de personas con las que te sientes bien es un verdadero lujo.

Esta búsqueda es positiva siempre en su justa medida, ya que cuando nuestras experiencias personales no cumplen con esos estándares, podemos suponer que no hemos encontrado la persona adecuada, ya sea una pareja, amigo, etc., y que cuando encontremos a la persona adecuada, entonces quedaremos realmente conformes con la relación. De esta manera corremos el riesgo de ir de relación en relación, buscando algo que no existe.

Me pregunto si este tipo de conexiones las podemos encontrar en las Redes Sociales.

Si buscamos un paralelismo entre la sociedad offline y la online, podemos llegar a establecer patrones muy similares.

Existen lazos especiales entre usuarios de las Redes Sociales que podrían enmarcarse en ese tipo de conexiones que antes comentábamos. A mí me ha pasado con varias personas con las que mantengo muy buena conexión sin habernos llegado a conocer personalmente ni saber cómo es su voz.

¿Podríamos decir que son conexiones kármicas? Sinceramente, no lo sé. Nunca me he aventurado a adentrarme en ese mundo para mí totalmente desconocido. Lo que si sé, es que aprendo diariamente de cada uno de ellos y me ayuda a desarrollarme y a crecer profesional y humanamente.

Si fuéramos capaces de conseguir ese tipo de relaciones con nuestras Comunidades Online, la comunicación entre Marca y Usuario, se haría de una forma mucho más natural y sincera.

Somos responsables de encontrar esas conexiones con los que diariamente nos comunicamos en las Redes Sociales. No nos quedemos en lo superficial, vayamos más allá, seamos valientes y crucemos la línea que nos separa de nuestros usuarios. Sólo con ese acercamiento podremos interesarnos por lo que realmente necesitan.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

El secreto de fidelizar

Hace unos quince años me llamó la atención cómo me recibieron en un restaurante al que fui a comer con unos clientes.

Era la segunda vez que iba por allí. Una antigua masía enclavada en el centro de una comarca de Cataluña, totalmente reformada y acondicionada como restaurante al que solían frecuentar empresarios en comidas de negocios.

Al  presentarme en el pequeño mostrador,  pues tenía mesa reservada, introdujeron mi apellido en el ordenador y poco después vino a recogernos el maître. Nos acomodó en nuestras sillas y nos informó de los platos especiales del día, puntualizando que uno de ellos era el mismo que había pedido la vez anterior. Primera sorpresa.

Evidentemente también nos aconsejó con qué vinos podíamos acompañar los platos.

Llegó el momento de los postres y me preguntó si me apetecía el mismo postre que la vez anterior, mousse de chocolate. Segunda sorpresa.

Tal fué mi admiración ante el excelente servicio y, vamos a ser honestos, mi subida de ego ante mis clientes al conseguir parecer que era un habitual del restaurante, que volví otro día con la única intención de entablar una conversación con el propietario del restaurante.

Esta vez me reconocieron sin necesidad de presentarme y siguieron el mismo protocolo de recepción. Cuando el director del restaurante se acercó a mi mesa, le invité a que se sentara conmigo y le felicité por el trato que había recibido desde el primer día.

Me explicó que habían creado una aplicación informática a medida, porque les interesaba mucho poder satisfacer los gustos y necesidades gastronómicas de sus clientes y, sobre todo, querían conocer a sus clientes y poder fidelizarlos.

Tenían una completa ficha de cada uno de sus clientes con un histórico de los platos que habían consumido, vinos, postres, etc.

Cuando traían la cuenta a la mesa, también entregaban un pequeño cuestionario para cumplimentar datos básicos como nombre, teléfono, fecha de nacimiento, platos preferidos, vinos, profesión, etc

Poder llegar a sus clientes no sólo por lo bien que cocinaban, sino porque eran capaces de romper una barrera y llegaban más allá porque conocían sus gustos era difícil, pero lo conseguían.

Uno de sus objetivos era aportar un valor que pocos restaurantes de la época podían aportar, que sus clientes se sintieran únicos cuando fueran a comer a su restaurante.

Hay que tener en cuenta que hace quince años, las aplicaciones informáticas no afinaban tanto en la fidelización de los clientes como lo ellos lo consiguieron.

Ese tipo de marketing no era habitual en el sector, aunque con el paso de los años, cada día es más fácil encontrar empresas que saben de ti como uno mismo.

Una iniciativa tan simple como entregar una ficha y saberla utilizar en beneficio del cliente y del negocio, puede suponer el inicio de un rotundo éxito.

Con las nuevas tecnologías y las Redes Sociales, el límite lo pones tú. ¿Te atreves?

VENDER MÁS !!! acortando la vida útil de los productos

Estamos inmersos en una sociedad de consumo. Ya no se compra sólo por necesidad, también lo hacemos por diversión. No es raro oír que alguien se ha ido de compras por diversión. Esto hace años no pasaba, comprábamos cuando realmente necesitábamos algo. Actualmente, cualquier producto que compremos tiene una vida útil determinada. Ya está diseñado con ese propósito.
A esta técnica se le llama "Obsolescencia Programada"

Cuántas veces hemos pensado, "todavía está nuevo, no lo cambio". A los pocos meses aparece otro producto mejorado, con otro diseño que nos provoca "querer" tenerlo porque es el que acaba de salir y, si todos lo tienen el nuestro se ha quedado atrás.
A esto se le llama "Obsolescencia Percibida"

Un ordenador tarda menos de dos años en quedarse atrás respecto a los nuevos que van apareciendo. Los coches, neveras, cocinas, teléfonos, moda, todo está pensado para que en un tiempo determinado fallen o quede anticuado y sea más práctico comprar uno nuevo que reparar el que tenemos.

Os dejo el reportaje de TVE "Comprar, tirar, comprar. Fabricados para no durar" , que trata sobre la obsolescencia programada.

Es muy interesante. Espero que os guste.

Podéis también ver este otro interesante vídeo "La historia de las Cosas"

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres