Blogia
Socialmedializándome 2.0

¿A quién representan nuestros políticos?

¿A quién representan nuestros políticos?

En este artículo no voy a hablar de la crisis, que la hay y bien gorda, ni de cuánto nos está afectando, que nos afecta y mucho. Tampoco pretendo aportar medidas que solucionen la situación en la que España se ve sometida desde agosto de 2007.

Nací y me crié en una época de movimientos culturales y políticos que, aunque inicialmente estaba totalmente auditada por el "movimiento", a mis quince años pude vivir una parte importante de la historia de nuestro país, la transición.

Cuánto echo de menos ese "talante" vocacional de aquellos políticos Padres de nuestra Constitución que un buen día, enemigos viscerales convencidos, decidieron pasar página, dejando atrás rencillas, odios, sin olvidar la peor y vergonzante experiencia por la que puede pasar un país, una Guerra Civil, y mirar hacia un futuro abierto al exterior para abrazar un modelo de gobierno que asegurara una participación del pueblo en la acción gubernativa a través del sufragio para garantizar una convivencia política y social, la Democracia.

Todavía oigo aquella canción del grupo Jarcha que, sin quererlo ni beberlo, se convirtió en el eslogan del Referéndum... "Libertad, libertad sin ira libertad, guárdate tu miedo y tu ira porque hay libertad, sin ira libertad y si no la hay sin duda la habrá"

Ahora estamos viviendo un periodo económico muy duro, pero no nos olvidemos, también político. ¿Dónde están los verdaderos políticos que buscan que su pueblo mejore? Hoy, sólo están pendientes de mirarse el ombligo y asegurarse la permanencia en el poder.

Para qué negarlo, no creo en los políticos jóvenes. Pueden aportar mucha teoría, másteres en física cuántica, ciencias políticas, MBA, etc., pero de experiencia en la vida qué…

Estoy convencido de que sólo políticos con determinada experiencia, formación y edad pueden aportar valor a nuestro sistema. Claro, es verdad, poco avanzaríamos sin las ideas innovadoras que pueden aportar las nuevas generaciones.

Deberían cambiar muchas cosas, pero es más fácil cambiar al político que al sistema, pues al político lo elegimos directamente nosotros.

Hace unas semanas, me sorprendió el presidente Obama. Conseguía acercar la atención sanitaria pública a todo su pueblo, aún sabiendo que de conseguirlo, le iba a restar votos por parte de las clases alta y media. Ni pestañeó.

A ese talante me refiero. Hacer lo que tu pueblo necesita, no lo que a ti o a tu partido político le conviene.

Con esto no pretendo identificarme con ninguna ideología política en concreto, todo lo contrario, es lo que pienso realmente. No necesitamos a políticos que están más pendientes de machacar al partido contrario que de lo que realmente es importante, su país, aunque seguro, estoy convencido de que hay muchas excepciones.

Sólo depende de nosotros. Es para pensarlo dos veces…, ¿no?

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres